Cuida los asientos de tu bus nuevo con estos consejos

cuidar asientos de tu bus rosa

¿Has adquirido un bus nuevo recientemente? Entonces, querrás mantenerlo siempre en buenas condiciones. Una de las mejores cualidades de los vehículos contemporáneos es que necesitan un servicio de mantenimiento con menos frecuencia para que funcionen correctamente

Sin embargo, al poseer un bus nuevo, habrá muchos factores externos que no podrás controlar siempre. Por ejemplo, la cabina. Al transportar a más de 30 pasajeros y tener que mirar siempre a la carretera, no estarás al tanto sobre cómo tratan los asientos.

¿A quién no le ha pasado que luego de un viaje ha revisado los asientos de su bus y ha encontrado manchas y suciedad en ellos? No hay duda de que en ciertos casos, tu vehículo será golpeado o dañado de manera no intencional, pero el desgaste también contribuye significativamente al estado de tus asientos.

La extensión del daño por desgaste varía según una variedad de factores. Por ejemplo, el número de pasajeros que transportas diariamente, sus edades y su tamaño pueden influir en el grado de desgaste. El clima también puede afectar la expectativa de vida de la cubierta de los asientos de tu bus nuevo. Las temperaturas extremas y la luz solar son los principales culpables.

Para que puedas conservar los asientos de tu bus nuevo en perfectas condiciones por más tiempo, en el siguiente artículo de FUSO, te brindaremos algunos consejos de limpieza.

Limpieza regular

El mantenimiento preventivo de buses es importante. La mejor manera de mantener los asientos de tu bus nuevo en excelentes condiciones es aplicando un programa de limpieza regular.

Si mantienes un régimen de limpieza, como mínimo de manera mensual, extenderás la vida no solo de los asientos, sino de toda la cabina.

Revisión

cuida-asientos-bus-nuevo-consejos-revision

Al asear estos componentes, asegúrate de inspeccionarlos por arriba y abajo para detectar daños o signos de desgaste. Busca rasgaduras o costuras rotas.

Además, presta especial atención a si el relleno de algún asiento se empieza a salir. Esto indica que la capacidad de la cubierta se ha destruido  y debe ser reemplazada lo antes posible. No te preocupes, no tendrás que comprar un asiento nuevo.

Te interesará: 5 beneficios de tener tu propia flota de buses

Consejos de limpieza

cuida-asientos-bus-nuevo-consejos-aspira-asientos

1. Aspira los asientos

Antes de limpiar tus asientos, debes quitar todos los restos de sólidos, migas, suciedad y tierra. Para ello, necesitarás una aspiradora con una extensión y accesorios de mano para que puedas llegar hasta los lugares más estrechos y difíciles de alcanzar.

Usa tus dedos para separar las costuras e introduce la boquilla más delgada de la aspiradora para eliminar los residuos que hay entre los asientos.

2. Utiliza productos de limpieza

Si los asientos de tu bus nuevo son de tela, utiliza productos de limpieza para este material.

Rocía ligeramente (entre 4 a 5 pulverizaciones) la solución sobre el área que deseas limpiar. Asegúrate de no saturar el área. Esto podría provocar moho y olores en el cojín debajo de la tela.

3. Cepilla el área

Antes de rociar más limpiador en una zona nueva, asegúrate de limpiar completamente un asiento, es decir, trabaja en un área a la vez.

Luego de echar limpiador, usa un cepillo suave para masajear el asiento. Recuerda no utilizar cepillos con cerdas rígidas, ya que podrías estropear las fibras de la tela de los asientos.

4. Retira la espuma sucia con una toalla de microfibra

Masajear la tela ayuda a traer la suciedad a la superficie. Cuando la espuma comienza a acumularse con suciedad, usa una toalla de microfibra para retirarla. Realiza esto antes de que el producto de limpieza se seque, sino la suciedad seguirá en el asiento.

Cuando hayas terminado de eliminar la mancha, vuelve a utilizar la aspiradora. Esto ayudará a que la zona se seque.

5. Limpia los derrames y manchas tan pronto como ocurran

Una forma de evitar manchas en los asientos de tu bus nuevo es limpiar cualquier derrame apenas suceda.

Utiliza papel toalla o un paño para absorber toda la mancha y utiliza un limpiador de telas tan pronto como llegues a tu destino.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.