Qué hacer ante una fuga de aceite en tu FUSO Canter

fuga de aceite de tu fuso

Durante un mantenimiento preventivo, se suele repetir que el cambio de aceite es uno de los puntos esenciales que no debes pasar por alto en tu FUSO Canter. Sin embargo, muchos conductores o propietarios de camiones de carga suelen ignorar esta recomendación.

En el siguiente artículo de FUSO, te mencionaremos qué tan importante es este cambio y qué hacer en el caso tu FUSO Canter sufra una fuga de aceite.

¿Por qué el aceite es importante?

El propósito del aceite es reducir la fricción dentro del motor de tu FUSO Canter. Cuando tienes un aceite limpio de alta calidad, los componentes de tu vehículo funcionarán sin problemas y serán menos propensos a la corrosión.

No obstante, con el tiempo, este fluido se contamina y pierde su viscosidad, lo que provoca  mayor fricción, erosión, desgaste y fallas mecánicas en distintas partes de tu motor.

Señales comunes de una fuga de aceite en tu FUSO Canter

fuga-de-aceite-FUSO-canter-senales-comunes

Una de las señales más comunes de que no has cambiado el aceite en bastante tiempo es el goteo proveniente de tu motor. ¿Nunca has visto charcos de líquido marrón de aspecto grasiento debajo de un camión de carga? A esto se le denomina pérdida de aceite y significa que debes reemplazar este fluido de inmediato.

No obstante, muchos vehículos tienen un blindaje debajo del chasis que probablemente estén ocultando alguna fuga. En este tipo de casos, deberás revisar el motor (cuando esté frío) y ver si la varilla para medir el aceite muestra el nivel adecuado. Asimismo, una luz en el tablero te indicará si tienes un nivel bajo de este líquido.

Un motor cubierto de aceite también es un signo común de una fuga o filtración. Para ver su estado, revisa el motor de tu FUSO Canter en busca de manchas u olores a quemado (el aceite al entrar en contacto con superficies calientes, suele producir este tipo de olores).

Causas de una fuga de aceite

La gran mayoría de fugas se debe a juntas de motor degradadas o sellos de aceite defectuosos, los cuales se erosionan con el tiempo. Por ejemplo, el cárter o bandeja de aceite y las juntas de motor se dañan con mayor facilidad debido a que se encuentran en la parte inferior del motor y reciben los golpes de distintos residuos de la carretera.

Adicionalmente, una fuga puede ocurrir si una de las juntas del motor no está instalada correctamente. En general, esto ocurre cuando la junta, ya sea del cárter o de la tapa de la válvula, está demasiado apretada.

Otro signo común de una pérdida es la mala colocación de un filtro de aceite: si está suelto, el aceite no podrá fluir continuamente a través del motor.

Por último, los anillos o los sellos de las válvulas también pueden contribuir a que tu camión de carga pierda aceite.

Te interesará: Lo que debes saber antes de comprar un FUSO Canter.

Qué hacer ante una fuga

Siempre que el nivel de aceite no caiga por debajo del mínimo, puedes conducir hasta el taller mecánico más cercano para que tu FUSO Canter pase por una revisión y se encuentre la causa exacta de la pérdida.

Es recomendable reparar una fuga de aceite de inmediato por varias razones:

  • Una fuga pequeña puede convertirse rápidamente en una mucho más grande. Si esto sucede mientras conduces, podrías perder todo el aceite y causar grandes daños al motor.
  • Las fugas de aceite pueden crear superficies resbaladizas, ya sea en el estacionamiento o en la carretera.
  • El aceite liberado al ambiente es un contaminante y es perjudicial para las plantas y animales.

Prevención

fuga-de-aceite-FUSO-canter-prevencion

No esperes hasta ver signos de fuga o se encienda la luz de “bajo nivel de aceite”. Si esto ocurre, tu motor ya estará sufriendo un gran desgaste.

La solución es simple: el mantenimiento preventivo y el servicio de aceite de rutina son suficientes para cuidar el motor de tu FUSO Canter.

Con relación a la frecuencia de cambio de aceite, deberás realizarlo de acuerdo a la recomendación del fabricante, la cual encontrarás consultando el manual del propietario o llamando al servicio de asistencia del concesionario de tu ciudad.

Ten en cuenta que la recomendación se basará en el kilometraje, que es un indicador más confiable que el tiempo.  Sin embargo, no todos los camiones son iguales y cada uno tendrá su propio número.

Si deseas saber un poco más, el servicio de aceite se realiza alrededor de cada 20 000 Km, pero podría variar según las condiciones de manejo.

En FUSO encontrarás los mejores camiones de carga capaces de cumplir cualquiera de tus necesidades de trabajo. Si deseas más información sobre camiones de carga ligera, mediana y pesada comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad. Puedes visitar cualquiera de nuestros puntos de venta de buses y camiones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.