Signos y síntomas de sobrecalentamiento de tu camión Mitsubishi Fuso

sobrecalentamiento-camion-mitsubishi-fuso

Si el sistema de enfriamiento de tu camión Mitsubishi Fuso no funciona correctamente, el motor podría recalentarse. Si este se sobrecalienta demasiado, podría sufrir una falla realmente grave. Para saber si está pasando por estos problemas y qué podría estar causándolo, debes echar un vistazo y prestar atención a las señales que te da tu camión. A continuación, FUSO te proporcionará los signos y síntomas que son señales de sobrecalentamiento.

Verifica el motor: Enciende el motor de tu camión y espera a que se caliente. Cuando la aguja del medidor de temperatura se encuentra en la marca media o cerca, quiere decir que el motor está suficientemente caliente. Si se eleva por encima de la marca central en el medidor, el motor está comenzando a sobrecalentarse y es cuando en realidad debes empezar a preocuparte.

Verifica el escape. Si sale vapor del tubo de escape, entonces la junta de la culata ha fallado y es probable que el motor se sobrecaliente debido a la fuga de refrigerante del motor a las cámaras de combustión en lugar de enfriar el motor.

Signos y síntomas

Bajo nivel de refrigerante. En climas cálidos, el refrigerante de tu motor puede disminuir al evaporarse a través del depósito de desbordamiento. Cuando se introduce refrigerante caliente en el depósito, se produce una cierta cantidad de vapor. Esto puede conducir a la reducción de los niveles de refrigerante en el sistema, además de la posibilidad de que el sistema no se haya llenado correctamente después de la última reparación o mantenimiento del sistema de enfriamiento. Esto es fácil de diagnosticar, simplemente retira la tapa del radiador cuando el camión esté frío y observa el nivel del líquido. Si está en o debajo de la marca inferior en el tanque de reserva, llénalo con una mezcla de refrigerante de motor 50/50 y agua.

Fuga en el sistema de enfriamiento del motor. Las fugas en un sistema de enfriamiento pueden ocurrir de varias maneras. El radiador o los núcleos del calentador pueden deteriorarse por el pasar del tiempo y desarrollar orificios que pierden refrigerante bajo presión. Del mismo modo, las mangueras del radiador y del calefactor se debilitan por la alta presión que soportan hasta que la manguera se rompe y pierde el refrigerante. Justo antes de que la bomba de agua falle, a menudo se escapará líquido refrigerante del orificio de drenaje en la parte inferior de la bomba. También hay algunos lugares alrededor del motor donde las juntas pueden tener fugas de refrigerante. Por lo general, estas fugas se diagnostican inmediatamente cuando se levanta el capot mientras el camión está caliente o cuando se estaciona y se encuentra anticongelante debajo de este.

Falla en la bomba de agua. Si la bomba de agua no está circulando el refrigerante, tu camión se sobrecalentará. La mayoría de las bombas de agua que están fallando harán un sonido agudo que es difícil pasar por alto. Cuando comiences a escuchar el chillido, solo tendrás unos días para solucionar el problema o te arriesgarás a quedarte varado. También puede suceder que la bomba de agua comience a filtrar fluido desde el orificio de drenaje en la parte inferior de la bomba. Esta es una señal de que el sello interno está fallando. Cuando notes que esto suceda, arregla el camión rápidamente porque seguirá empeorando a tal punto que podría terminar costándote demasiado caro repararlo.

Problemas con el termostato. La mayoría de las veces cuando los termostatos fallan, no se abren. Esto significa que el termostato actúa como un enchufe en el sistema de enfriamiento y evita que el anticongelante circule a través del radiador para enfriarlo. El resultado es un sobrecalentamiento en el camión. Cuando no hay fugas en el sistema y la bomba de agua no está mal, el culpable suele ser el termostato.

Obstrucción en el núcleo del radiador. Este es un problema que tienen los camiones antiguos y de alto kilometraje. La oxidación, la incrustación y el lodo pueden conspirar para obstruir el núcleo del radiador. Incluso puede ser el resultado de tantas reparaciones al intentar detener las fugas en el sistema. Usar un limpiador de radiador de buena calidad en el sistema de enfriamiento puede ser útil, pero probablemente ya estés destinado a reemplazarlo.

Reemplazo del tapón del radiador. Sin un medidor de presión para tapón del radiador, realizar un diagnóstico puede ser bastante difícil. Si el radiador derrama líquido alrededor del tapón tan pronto como detienes el camión cuando se sobrecalienta, entonces acabas de encontrar el problema. Desafortunadamente, este no es el síntoma habitual de un mal tapón. Si conoces un taller o tienda donde vendan partes de camiones  que cuenten con un medidor de tapón, anda y haz que lo revisen.

Junta de culata fundida. Por lo general, si hay grandes cantidades de humo blanco que fluye desde el tubo de escape, es una señal de que el refrigerante se está vertiendo en los cilindros de tu camión. Si se filtra hacia el exterior, verás charcos de refrigerante debajo de tu camión que no se encuentran cerca de nada que deba tener fugas. En casos extremos, el camión simplemente no se encenderá después de haberlo apagado cuando está caliente.

En FUSO encontrarás los mejores camiones para tu negocio, si deseas más información camiones de carga ligera, mediana y pesada comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad. También puedes visitar cualquiera de nuestros puntos de venta de buses y camiones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.